Notizie flash

[ESP] NOVEDADES LITERARIAS PARA LA FERIA DEL LIBRO

Jostein Gaarder sustituye la filosofía por la fabulación sobre la naturaleza


La gloria y el dinero que los éxitos literarios le han reportado no han alterado lo esencial de la personalidad de Jostein Gaarder. Tal vez su familiaridad con la filosofía le ha proporcionado una cierta inmunidad contra la pérdida de perspectiva de los verdaderos valores de la vida. Con las ganancias de sus libros ha creado la Fundación Sofía, con el propósito de premiar anualmente con 100.000 dólares (más de 17 millones de pesetas) a la persona u organización que haya destacado en el trabajo de preservación de la naturaleza y el medio ambiente. No es una casualidad que la consigna de la fundación sea una cita de Mahatma Gandhi: "Nunca subestimes la capacidad del individuo de cambiar el mundo".Mientras Gaarder, en El mundo de Sofía, condujo a los lectores a través de la historia de la filosofía, en Maya lo central es la historia de la naturaleza y su evolución. El autor sitúa en los diálogos de los personajes centrales la perspectiva evolucionista biológica; el reduccionismo, antes que la filosofía y la metafísica. El amor, incluido el erótico, es un ingrediente importante en el libro que, al igual que otros textos de Gaarder, está condimentado con el misterio de los números, el juego de palabras y las casualidades inexplicables.

"Al igual que mis libros anteriores, Maya está también influido por mi concepto de que la vida es una aventura, un milagro; que la existencia es un misterio. Al mismo tiempo tiene un fondo sombrío: se necesitan miles de millones de años para crear un ser humano, y tan sólo segundos para morir", comenta el escritor. Y agrega: "Siento que yo no soy sólo un ser cultural, sino también un ser de la naturaleza influido por mi tiempo, pero sabiendo a la vez que soy un descendiente de anfibios que existieron hace cientos de millones de años. Mi sentido de la razón de la vida contradice el concepto de que nosotros somos solamente naturaleza, células y moléculas. Piense en este universo que nosotros vivimos y que después de miles de millones de años de evolución es consciente de sí mismo. No puedo pensar que esto es casual. La perspectiva de la mejora del medio ambiente aparece como muy importante en mi libro y ello es lógico, pues es una de mis grandes preocupaciones".

Pregunta. Usted ha dicho que las preguntas clásicas en nuestro tiempo han sido trasvasadas de la filosofía a las ciencias naturales. ¿Qué quiere decir con esto?

Respuesta. Muchas de las preguntas clásicas, esenciales, de la filosofía, por ejemplo ¿qué es la vida?, han sido ya respondidas por los biólogos. Descartes se ocupó de la relación entre el alma y el cuerpo; pues bien, este tema yo lo discutiría en la actualidad con un neurólogo. O la pregunta sobre la tierra y el cielo ¿de dónde viene todo? Esto lo discuten ahora los astrofísicos y los cosmólogos; algunos dicen que buscan las impresiones digitales de Dios.

P. ¿Son compatibles la filosofía y las perspectivas de las ciencias naturales?

R. Deberían serlo. El desafío es combinar la visión que tenemos hoy de las modernas ciencias naturales con una filosofía que le corresponda. El biólogo francés Jacques Monod dice en uno de sus libros que el universo no fue "embarazado" por la biosfera, y que la biosfera no "embarazó" al ser humano conscientemente. No estoy tan seguro de que tenga razón. Yo pienso que puede haber una parte esencial en la naturaleza en la que hay vida y también consciencia. Sobre si hay vida en otros planetas, yo soy tan ingenuo que creo que se parece al nuestro.

P. Buena parte de su libro se desarrolla en España. Los personajes centrales son en su mayoría españoles. El retrato de La maja desnuda, de Goya, es relevante. ¿Cuál es su vínculo con la cultura y la historia de España?

R. Este libro es mi homenaje a España. Está hecho con amor. Espero que los españoles puedan comprender como algo positivo y divertido lo que escribo en relación a su país. Yo tenía muchas historias para contar, como siempre. El flamenco, por ejemplo, me fascina. Me fascina también el retrato de la maja, sobre el que hay diversas teorías. Al trabajar en el libro encontré muchas coincidencias: el juego de la baraja tiene 52 cartas, descubrí que hay 52 cantones de votación en Fiji y que España tiene 52 provincias. Por otra parte, el mismo nombre de Maya, que tiene una significación indígena precolombina, resultó que también es el apellido de muchas familias gitanas.

P. El mundo tiene un evidente desequilibrio entre lo social y lo ecológico en la actualidad. ¿Cuál cree que es el desafío más importante y qué podemos hacer para enfrentarnos a él?

R. Desarrollo sostenido. Yo pienso que vivimos en un mundo que ha ido perdiendo valor de generación en generación. De este modo, cada vez es un poco menos fértil, con menos plantas y animales. Me preocupa la globalización de la economía, que es algo que creo que hace a los ricos más ricos y a los pobres más pobres. Mantener una distribución justa es muy importante. Una condición es que no destruyamos nuestro propio hábitat, que no cortemos las ramas donde nos sentamos. Yo podría desear una forma de capitalismo con libertades, sin destrucción de la naturaleza, pero hasta ahora no hemos visto muchos ejemplos de eso. Tampoco el sistema comunista lo ha logrado. En el capitalismo existen fuerzas que son totalmente inmorales. Por esta razón las grandes empresas, por ejemplo las petroleras, deberían ser controladas y sancionadas con más rigor. Yo tengo la suerte de tener el dinero suficiente para fundar la Fundación Sofía, y hay muchas personas competentes que están en su línea, incluso algunos de los más destacados especialistas del medio ambiente y el desarrollo.

Joomla templates by a4joomla